Pedimos la conservación de los Yacimientos arqueológicos de Humanejos

Desde La Izquierda en Parla hemos pedido en numerosas ocasiones su protección, y hemos realizado diversas visitas a la zona con vecinos y vecinas de nuestra Ciudad.

El yacimiento de Humanejos, es un paraje arqueológico situado en nuestro término municipal, es un yacimiento tiene una extensión relativamente elevada, en la que se han hallado excepcionales hallazgos, que van desde el Calcolítico a la Edad Moderna.

En el último Pleno nuestra Concejala Carmen Galán defendió la conservación de estos importates restos arqueológicos:

Durante mucho tiempo ha habido personas que se preocuparon por salvar el patrimonio cultural y natural de Parla pero fueron tan pocas que nada consiguieron. Los sucesivos gobiernos municipales nunca tuvieron a bien preservarlo y cuidarlo, como si procedieran de un pasado ignominioso. 

Os dejamos la intervención completa de nuestra Concejala en el Pleno:

IMPRESIONES de un Parleño amigo y compañero Javier Gonzalez.

Hay imágenes que por su naturaleza me producen dobles emociones. La jovialidad se cubre de nostalgia. La tristeza se mezcla con la risa. Ver gentes felices en un denostado y ninguneado yacimiento arqueológico de Humanejos, como si hubieran descubierto la Arcadia en flor me devuelve a la inquietud.

Desde que llegue a Parla, hace 45 años, corrí, salte y me escondí por cada uno de sus rincones. Lo sigo haciendo todavía. No hay lugar de su territorio que no haya estado, ni evento al que no haya asistido desde entonces. Por desgracia todo lo que conocí quedo en manos de las excavadoras. Los señores del cemento hicieron su agosto y yo me quede sin la primavera a la que estaba acostumbrado. Este año, la Fuente vieja de Parla, junto al lavadero y al antiguo matadero, hubiera cumplido 153 años. Los antiguos abrevaderos como el de la iglesia de la Asunción lo hubieran celebrado. La plaza de la Constitución se quedó a oscuras cuando le cayó encima una mole gris y triste y dejo de ser mentidero de gentes y refugio de amores noveles. El arroyo Humanejos que en otro tiempo fue incluso habitado por peces se convirtió en escombrera y en cloaca ilegales. Los árboles por los que trepe han sido diezmados hasta quedar en un simple ejemplo. La Cantueña, el cañaveral, las veredas, las vías pecuarias, las albercas, las calles de recias casas con ventanas de forja han quedado resumidas en nostalgia impresa en papel.

Pude ver los últimos lienzos de la antigua iglesia de Humanejos y asistí en vivo a la primera excavación que dejo a relucir importantes hallazgos. De las restantes excavaciones pude leer todos los trabajos de los arqueólogos, a los que nunca se les puso facilidades para desarrollar bien su trabajo. Y mientras el yacimiento muere abandonado y sus reliquias repartidas en distintos almacenes. Algunas por cierto guardadas en antiguos corrales alquilados para dejar que el tiempo y el olvido se hicieran cargo de ellas.

Durante este tiempo ha habido personas que se preocuparon por salvar el patrimonio cultural y natural de Parla pero fueron tan pocas que nada consiguieron. Los sucesivos gobiernos municipales nunca tuvieron a bien preservarlo y cuidarlo, como si procedieran de un pasado ignominioso.  Se creyó que las tropelías al entorno natural se solucionaban con jardinería y que publicar fotos antiguas enmendaba los destrozos urbanísticos y la falta de tacto. Otros municipios cercanos al nuestro al menos supieron conservar lo esencial.

Dobles emociones afloran al ver la imagen. Si fuera joven pensaría que han llegado nuevos tiempos, pero los kilómetros que mis años han trillado por el mundo me enseñaron que la historia  no es un álbum de fotos sino un banco de pruebas del que debemos aprender para no cometer los mismos errores. Por ello prefiero las soluciones a las quimeras, el perdón a la soberbia. Casi todo en esta vida está inventado y casi todos los universo descubiertos, incluso mi pobre y muy querido yacimiento de Humanejos.

Aun así celebro  que, las buenas gentes de la foto, tengan a bien un lugar que entre todos podemos hacer que tenga mejor suerte. Para la mayor parte de la Parla más longeva ya es demasiado tarde. Quien sabe, a lo mejor un día de estos alguien publica su encuentro con el perdido profesor Livingston en las fuentes del Humanejos.